Alimentos que no pueden comer los perros: ¡La más completa lista!

Los canes, al igual que los seres humanos, requieren de una dieta especial tanto para prevenir enfermedades como para conservar un estado de salud óptimo. Por tanto, es muy importante que tengas presente qué tipo de comida favorece a tu mascota y qué debes evitar a toda costa. A continuación, te compartiré la más completa lista de los alimentos que no pueden comer los perros; toma atenta nota y ¡ofrécele a tu peludo una alimentación variada y segura que garantice su bienestar!

Recuerda que es responsabilidad de los dueños garantizar la calidad de vida de sus perros; así que, infórmate, supervisa todo lo que consume e impide que sufra intoxicaciones, alergias, problemas digestivos o, en el peor de los casos, la muerte.

¿Cuáles son los alimentos que no pueden comer los perros y por qué?

Como ya sabrás, no todos los alimentos de consumo humano son nutritivos o convenientes para los canes; de hecho, algunos podrían llegar a ser altamente peligrosos y mortales para estos encantadores animalitos. ¡Reconoce dichos alimentos en la siguiente lista y mantenlos apartados de tu perro!

El chocolate y los perros no son compatibles

El chocolate y los perros no son compatibles

La ingesta de chocolate es una de las causas más comunes de intoxicación canina; esto se debe a la presencia de teobromina en el chocolate y sus nefastas consecuencias en los canes, los cuales metabolizan la sustancia más lentamente que los humanos.

La gravedad del cuadro tóxico depende de tres aspectos:

  • El tipo de chocolate que comió el can (Negro o blanco; a medida que aumenta la pureza del producto y la concentración de teobromina, mayor es el riesgo para el animal.)
  • La cantidad de chocolate ingerido.
  • El peso del perro.

Algunos de los síntomas más usuales que puede presentar un perro intoxicado con chocolate o teobromina son: diarrea, vómito, convulsiones o temblores, incontinencia urinaria, nerviosismo, espasmos musculares, signos cardíacos con arritmias y taquicardia, estado de coma y la muerte como el peor desenlace.

Si tu mascota ingirió chocolate, uno de los alimentos que no pueden comer los perros, acude inmediatamente a un centro veterinario; si nunca te ha pasado, aleja esta perjudicial sustancia del olfato y el alcance de tu perrito.

Para saber más, te invito a leer el artículo “Por qué los perros no pueden comer chocolate”, ¡seguro será de tu interés!

Cebolla y ajo: dos alimentos que no pueden comer los perros

Tanto el consumo de cebolla como el de ajo en grandes cantidades puede ser muy nocivo para los perros. En este caso, el compuesto encargado de poner en riesgo la vida de la mascota, se llama tiosulfato, y los perros no cuentan con la enzima necesaria para digerirlo.

Cuando ambos alimentos, especialmente la cebolla, son ingeridos por el animal, reduce la presencia de glóbulos rojos y puede provocar anemia o, en el peor de los casos, insuficiencia renal.

Si tu perro ha comido cebolla o ajo en cantidades inadecuadas, las señales de intoxicación no se manifestarán de forma inmediata, sino entre  5 o 6 días después; además, aparecerán de forma progresiva. ¿Cuáles son dichos síntomas de alerta?, ¡conócelos a continuación!:

  • Letargo
  • Diarrea
  • Vómito
  • Orina de color rojizo
  • Dificultad respiratoria
  • Aumento del ritmo cardíaco

Uvas y pasas: prohibidas para los perros

Las uvas y las pasas son tóxicas para los perros

A pesar de lo deliciosas que puedan llegar a ser las uvas y las pasas para las personas, son muy tóxicas para los perros, ya que ocasionan un grave fallo en sus riñones. Tras la ingesta de uvas o pasas, se presenta una alteración metabólica que desencadena en malestar gastrointestinal y, finalmente, en insuficiencia renal aguda.

En caso de que un can haya consumido uvas o pasas, manifestará su malestar en dos etapas; es decir, entre las primeras 2 y 5 horas después de haber comido la fruta, el perro presentará vómito, letargo, sed excesiva y diarrea. Pasadas las 24 horas, o incluso días después, comienzan las fallas renales, cuya sintomatología abarca dolor abdominal, depresión, más vómito, pérdida del apetito, temblores, disminución de la frecuencia y el volumen de la orina.

Nunca le ofrezcas dicha fruta a tu amado peludito porque podría costarle la vida. ¿Quieres descubrir más alimentos que no pueden comer los perros? Sigue leyendo, ¡la lista apenas comienza!

Leche: Los perros son intolerantes a la lactosa

Los perros adoran la leche y los lácteos en general; sin embargo, son intolerantes a la lactosa y, por tanto, podrían enfermar casi de inmediato. La lactosa es un azúcar difícil de digerir para los canes y su inadecuado proceso digestivo les traerá problemas, tales como: diarrea, gases, vómito y mucho malestar estomacal.

Por fortuna, aunque la leche es una rica fuente de proteínas y calcio, no es indispensable en la dieta canina; solo cuando el can es cachorro necesita de los nutrientes de la leche materna. En caso de que el perrito no tenga la posibilidad de alimentarse de su madre durante las primeras 6 u 8 semanas de vida, no optes por suministrarle leche de vaca; mejor busca asesoría profesional y encuentra una solución segura que no afecte la salud de tu pequeño cachorrito.

¡La leche hace parte, definitivamente, de los alimentos que no pueden comer los perros; no lo olvides!

Aguacate: no apto para consumo canino

El aguacate no es apto para el consumo canino

El aguacate contiene una sustancia tóxica llamada persin, la cual está presente en casi todas sus partes: fruta, corteza, cáscara y hojas. Los efectos de la intoxicación pueden variar de un can a otro; pero, en la mayoría de los casos, pueden incluir problemas gastrointestinales, vómito, diarrea, dificultad respiratoria y acumulación de líquidos en el pecho.

Además de la toxicidad de dicha sustancia, la semilla del aguacate puede representar un grave peligro para tu perro porque, debido a su forma, puede tragarla y quedársele atascada en el esófago, el estómago o el intestino.

Huesos: Manjar peligroso para tu can

Muchos propietarios de perros cometen el error de ofrecer huesos a sus mascotas, lo cual se sustenta en el hecho de que en su estado natural comerían no solo huesos y carne cruda, sino todo lo que se les cruzará en el camino.

¡Es un hecho!, los canes aman los huesos, porque les resulta un manjar sabroso y divertido; no obstante, es un desacierto incluirlos en la dieta canina. ¡Estas son las razones por las cuales debes evitar que tu perro mastique o ingiera huesos!:

  • Desgastes y fracturas dentales que pueden resultar bastante incómodas y dolorosas para el animal.
  • Los huesos producen lesiones y úlceras bucales.
  • El hueso o las astillas del mismo podrían perforar el esófago de tu perro, causándole hemorragia, lo que requiere intervención quirúrgica inmediata.
  • Obstrucción intestinal a causa de los trozos de hueso que el perro trague casi enteros.

Si tu can ha ingerido huesos y percibes que tiene estreñimiento, ha perdido el apetito o está vomitando sangre, no dudes en buscar asesoría veterinaria.

Manzana, ciruela y frutos con semillas

Las ciruelas, las manzanas, los duraznos y demás frutos con semillas son poco recomendables para nuestras amadas mascotas. La fruta en sí no es nociva, lo realmente peligroso es el “hueso” o la parte central de la misma, ya que es donde se producen las semillas, las cuales contienen pequeñas cantidades de cianuro, inofensivas para los humanos, pero mortales para los peluditos.

Un perro intoxicado con cianuro presentará graves complicaciones como serios problemas respiratorios, convulsiones, hiperventilación y la muerte.

Ten presente que la ingesta de semillas, aparte del inconveniente del cianuro, también ocasionan obstrucciones en el intestino. ¡Cuida a tu perro de este tipo de alimentos y vivirá más saludable y feliz!

Nueces

Las nueces son venenosas para los perros por su alto contenido de fósforo

Las nueces son venenosas para los perros; por su alto contenido de fósforo provocan cálculos en la vejiga. Unas pocas nueces de macadamia enfermarán al can severamente. La intoxicación por nueces incluye temblores musculares, vómito, hinchazón de las articulaciones, parálisis de los miembros posteriores, mareo, hipotermia, problemas de coordinación y fiebre.

Ahora bien, si las nueces vienen acompañadas de chocolate es aún peor y tu perro corre peligro; así que, acude a un especialista antes de que sea demasiado tarde.

Otros alimentos que no pueden comer los perros y sus dueños ignoran

  • Alimentos grasos
  • Golosinas
  • Huevo crudo
  • Setas u hongos
  • Café o té
  • Sal
  • Acelgas o espinacas
  • Levadura
  • Salmón y otros pescados crudos
  • Alcohol
  • Almendras
  • Granada
  • Helado

Alimentos aprobados para consumo canino

  • Pollo cocido
  • Queso bajo en grasa
  • Huevo cocido
  • Avena
  • Papa
  • Zanahoria
  • Pepino
  • Pera, sandía y mango sin semillas.
  • Calabaza

Consejos finales

Alimentos que no pueden comer los perros

  • Procura que la dieta de tu perro sea balanceada; ten presente aspectos como la edad, el tamaño, la raza y su actividad física. Trata de consultar con un especialista y ofrécele a tu peludo nutrientes que le ayuden a preservar su salud.
  • Conoce los alimentos que no pueden comer los perros y cuida el bienestar de tu perrito; recuerda que de ti depende su felicidad y calidad de vida.
  • Ante cualquier señal de alarma o síntomas inusuales, lleva a tu mascota al centro veterinario.
  • Por último, no olvides brindarle mucho amor y apoyo a tu perro, ¡él sabrá agradecértelo siempre!

 

 

Leave a Reply

For security, use of Google's reCAPTCHA service is required which is subject to the Google Privacy Policy and Terms of Use.

I agree to these terms.