Cómo entrenar a un cachorro paso a paso y no fallar en el intento

Los cachorros son adorables, independientemente de su raza o color tienen la habilidad de hacernos derretir de amor por su desbordante ternura. Debido a esto, en muchas ocasiones cometemos el error de no educarlos adecuadamente ni ponerles límites. A continuación, te enseñaré cómo entrenar a un cachorro paso a paso, con el fin de que sea un perro adulto equilibrado y feliz.

La clave está en instaurar un tipo de disciplina divertida, suave y firme que lo oriente hacia el aprendizaje tanto de trucos como de lecciones o ejercicios básicos. Si bien es cierto que no todos los perros tienen las mismas habilidades, al igual que ocurre con los seres humanos, tenemos el deber de descubrir cuáles son los puntos fuertes del animal y trabajar en ellos con mayor empeño.

¡Sin más preámbulos, entérate de una vez por todas cómo entrenar a un cachorro y descubre todas sus habilidades!

Paso 1: Afianza la relación con tu cachorro

Cómo entrenar a un cachorro para sentarse y quedarse quieto

Para empezar, es muy importante que nunca pierdas de vista que tú eres el líder que guiará al perrito en todo su proceso de aprendizaje, por tanto la relación debe basarse en la confianza y el respeto mutuo.

También es conveniente que establezcas un sistema de señales para empezar a entenderte con tu cachorro, acudas a las recompensas y refuerces su comportamiento para lograr afianzar el vínculo.

La constancia es un elemento primordial si deseas saber cómo entrenar a un cachorro; nadie dijo que sería una tarea sencilla, pero si te esfuerzas y eres paciente, verás resultados favorables más rápido de lo que imaginas y te sentirás orgulloso(a) de tu can y de tu buen trabajo.

Recuerda que los perros acogen muy bien las rutinas, ¡aprovecha esta innata cualidad y establece una!; la forma más eficaz de hacerlo es con sesiones cortas diarias, ¡no olvides los premios para estimularlo!, es esencial que asocie su entrenamiento con algo positivo.

Educar a tu cachorro está en tus manos; ponle un buen nombre, espera que lo asimile (entre 3 o 4 semanas)  y empieza el adiestramiento. Probablemente, tu can pueda tardar un buen tiempo en entender lo que quieres que haga; sin embargo, la práctica y tu apoyo constante le ayudarán a desarrollar su inteligencia y a perfeccionar su comportamiento.

Paso 2: Cómo entrenar a un cachorro – Reglas de oro

Cómo entrenar a un cachorro para ir al baño

Aunque los cachorros necesitan mimos, cuidados, juegos, una excelente alimentación y mucha atención, también requieren un toque de disciplina y educación continua; es por este motivo que los amos o propietarios de la mascota estamos en la obligación de conocer algunas reglas básicas que facilitarán el entrenamiento. ¡Échale un vistazo a los siguientes conocimientos esenciales, toma atenta nota y logra que tu cachorro sea el mejor!

Establece normas simples y procura que tu cachorro las cumpla

Tener un cachorro en la familia no es un asunto que deba tomarse a la ligera; cada miembro debe ser consciente del compromiso que representa y el papel que va a desempeñar en el entrenamiento de la joven mascota.

A pesar de la dulzura que pueda transmitirnos el perrito, es ideal que tenga normas y que las cumpla. Al adquirir la responsabilidad de tener un cachorro en casa, automáticamente adquirimos el deber de adiestrarlo y de suplir todas sus necesidades.

Por ejemplo, si la regla es que el pequeño perro coma cierta cantidad de veces al día y están prohibidas las golosinas entre dichas comidas, no permitas que se incumpla dicha norma porque el peludo puede confundirse.

¡Cómo entrenar a un cachorro es un asunto que involucra a toda la familia!

¡No te olvides de la importancia de las recompensas!

Es casi imposible pensar en el adiestramiento canino sin tener en cuenta las recompensas; los perros adultos y, más aún, los cachorros reaccionan positivamente a las premios que involucran comida. Sin embargo, dichos estímulos deben ser pequeños y controlados porque podrían ocasionarle problemas de salud.

Otra opción de recompensa que funciona bastante bien son los juguetes, es decir, cada que el cachorro logre sus objetivos, obtendrá como premio un momento de juego, ya sea con la pelota o con su juguete favorito.

Una última alternativa de premio son los elogios verbales; es decir, cuando el cachorro reaccione correctamente ante alguna enseñanza, dile una palabra o frase positiva con una voz calmada y amable, la cual le indique que lo ha hecho bien.

Fusionar el juego, la diversión y el entrenamiento son una buena estrategia para que tu perrito no se aburra y aumente su nivel de concentración.

Consulta sobre las particularidades de la raza de tu cachorro

En caso de que el perrito sea de una raza específica, investiga sobre sus habilidades para orientar su adiestramiento y saber qué resultados esperar. Por ejemplo, no es lo mismo entrenar a un Labrador que a un Bulldog inglés, puesto que cada perro tiene capacidades distintas.

Si tu cachorro es adoptado y no sabes, exactamente, a qué raza pertenece, consulta con un profesional y descubre todas sus particularidades y sus posibles características genéticas.

Instaura una rutina

Los canes son muy receptivos con las rutinas y si instauras una diaria o frecuente, los resultados van a ser mejores y más rápidos. Puedes empezar con sesiones cortas de 10 minutos, la idea es que logres captar la atención del animal al máximo y cuando sientas que el cachorro está distraído o aburrido, lo más aconsejable es tomar un descanso o dar por terminada la sesión.

Cómo entrenar a un cachorro requiere de mucho compromiso de tu parte porque eres el maestro, por tanto, si deseas tener un perro educado y obediente deberás trabajar fuerte y ser constante para conseguirlo.

Tarde que temprano vas a poder disfrutar no solo de la compañía de un perro sino de la lealtad y la incondicionalidad de un amigo.

Paso 3: ¿Qué es lo primero que debo enseñarle a mi cachorro?

Cómo entrenar a un cachorro

Es lógico que lo primero que un cachorro debe aprender, antes de someterlo a una rutina de entrenamiento, es su nombre; mientras se identifica con el nombre, puedes empezar su proceso de formación enseñándole a ir al baño o a hacer sus necesidades en el lugar adecuado.

Cómo entrenar a un cachorro para hacer sus necesidades

Los primeros días de convivencia con tu cachorro, te irán indicando que uno de los pilares del entrenamiento canino es enseñar al perrito a hacer sus necesidades, preferiblemente en el exterior. Para lograrlo solo debes ser muy paciente y seguir las siguientes recomendaciones:

  • Asegúrate que esté afuera de la casa después de beber agua, comer o de pasar un rato masticando uno de sus juguetes; cuando despierte, así sea de un sueño corto; tras una situación de excitación o si observas que está oliendo los rincones de la casa.
  • Establece un horario regular de alimentación y no le des nada entre comidas.
  • Elige el sitio donde quieres que el perro haga sus necesidades y llévalo todos los días en horas de la mañana en el mismo horario, trata de hacer esto mismo cada 4 horas y de 20 a 30 minutos después de cada comida.
  • Elogia o premia a tu can cada que haga sus necesidades afuera en el lugar indicado.
  • El cachorro tardará en aprender de forma definitiva a ir al baño, entonces quizá te encuentres con sorpresitas, más de una vez, al interior de la casa. No te desesperes ni acudas, por ningún motivo, al castigo físico, solo intenta comprender que la adaptación toma tiempo, ¡dale todo el tiempo que necesite y también todo el amor!

Cómo entrenar a un perro para sentarse y quedarse quieto

Enseñarle a un cachorro a sentarse es una orden fácil que puede aprender sin mucho esfuerzo. El secreto está en conseguir que el perro asocie el acto de sentarse con el sonido de tu voz u orden diciendo: “Sentado” o “Sit down”. ¡Recompénsalo si se lo merece y continúa practicando!

Con el paso de los días, ya no necesitarás un premio para que el perro obedezca tu orden; simplemente, te hará falta una voz firme y actitud de lider.

Una vez aprenda a sentarse, puedes enseñarle a quedarse quieto empleando la misma metodología orden-recompensa. Primero, le das la orden para que se siente, cuando lo haga, pronuncias su nueva orden: “Quieto”,  te alejas un poco y si intenta moverse o pararse, vuelves a repetir el proceso.

El lenguaje corporal y el tono de la voz son muy importantes a la hora de comunicarnos con nuestras mascotas, ¡emplea estas herramientas a tu favor!

Por ejemplo, tu orden para que se quede quieto será más eficaz si va acompañada de una seña con la mano; levanta la mano cada que pronuncies “Quieto” y con el tiempo tu perrito entenderá el mandato con la señal corporal sin necesidad de escuchar ordenes verbales.

Cómo enseñarle a usar la correa a un cachorro

Por lo general, los cachorros son muy juguetones y están llenos de energía; por este motivo, no desaprovechan oportunidad ni objeto para morder y jugar. Los perros jóvenes suelen emocionarse sobremanera cuando llega la hora del paseo, de ti depende que su comportamiento mejore gradualmente.

Lo primero que debes hacer es calmar su estado de excitación y luego intentar ponerle la correa. Debes repetir varias veces estos pasos hasta que aprenda que debe comportarse bien para poder salir.

Cuando logres enseñarle a usar la correa, tendrás que pensar en el siguiente paso: cómo entrenar a un cachorro para que camine a tu lado, lo cual se alcanza con dedicación, practica, disciplina y mucha paciencia.

Ahora que sabes cómo entrenar a un cachorro, solo falta que empieces a educar a ese pequeño perrito que tanta ternura te genera. Sé amable, tolerante y constante; procura que, aparte de educado, sea un can saludable y muy feliz.

Leave a Reply

For security, use of Google's reCAPTCHA service is required which is subject to the Google Privacy Policy and Terms of Use.

I agree to these terms.