La higiene canina ¡Lo que todo dueño debe saber!

Los perros, esos peludos incondicionales que nos brindan compañía desinteresada y amor incondicional, aparte de necesitar una dieta de calidad que les brinde todos los nutrientes esenciales para estar saludables, visitas anuales al veterinario y paseos diarios, requieren un aseo cuidadoso para mantenerse limpios y sanos. La higiene canina es fundamental no solo para evitar malos olores sino para prevenir serias enfermedades.

A continuación, te compartiré los mejores consejos para que aprendas a cuidar y a asear tanto el pelaje como los dientes, los oídos y demás partes del cuerpo de tu perro de forma correcta.

Conocimientos básicos sobre higiene canina

Si bien es cierto que no siempre contamos con los recursos económicos necesarios para llevar a nuestro perro a la peluquería o a un centro veterinario para que lo bañen, lo cepillen o le limpien sus orejas y dientes, somos responsables de su bienestar y salud.

El objetivo principal de una adecuada higiene canina es prevenir problemas o afecciones como las alergias, la caspa o malos olores. Es muy importante tener presente que no todos los perros son iguales, por tanto debes consultar con un experto cuáles son las necesidades de tu can según su raza y tipo de pelaje; una vez tengas eso claro, ¡échale un vistazo a las siguientes recomendaciones!:

  • Establece una rutina de aseo para tu perro; lo más aconsejable es que lo acostumbres desde cachorro a bañarlo, cepillarlo, etc., con el fin de que el can se adapte y perciba el proceso de la higiene como algo natural.
  • No descuides el aseo de partes delicadas de tu perro como son los dientes, los ojos y las orejas.
  • No olvides que los perros tienen ciclos de muda de pelo; por lo general, es una vez al año. En dicha época, es indispensable eliminar el pelo muerto con un cepillo especial antes de que caiga en cualquier lugar la casa, lo cual no es lo que deseamos precisamente.
  • Adquiere los productos e instrumentos adecuados para el aseo de tu mascota y recuerda que lo que más importa es la calidad de los mismos y la seguridad de tu peludo.
  • Aprende a bañarlo correctamente y procura no hacerlo muy seguido ni con champú o jabón humano porque esto le podría ocasionar resequedad y graves irritaciones en la piel.

Ahora que sabes un poco más sobre la higiene canina, te invito a profundizar en cada uno de los puntos, anteriormente, abordados. ¡No pierdas de vista ningún detalle!

Cómo bañar a mi perro

Cómo bañar a mi perro adecuadamente

En primera instancia, antes de enterarte de cómo bañar a tu perro de forma correcta, es indispensable que comprendas algo esencial: el PH y la anatomía de los perros es muy diferente a la de los humanos. Por ejemplo, los canes no sudan como lo hacemos las personas; el funcionamiento de sus glándulas sebáceas es distinto, el equilibrio lípido y de la flora bacteriana es importante para su salud y son más vulnerables a infecciones y parásitos como las pulgas y las garrapatas.

Por tanto, es un grave error emplear productos de limpieza humana para la higiene canina. Elige un champú de confianza diseñado exclusivamente para el pelaje de tu perro y procura que la temperatura del agua sea similar a su temperatura habitual, la cual es de aproximadamente 39ºC.

En caso de que tu perrito tenga el pelo largo y viva en la ciudad, necesitará un baño al mes; si tiene el pelo corto, requerirá un baño cada dos o tres meses. Por otro lado, cuando estés bañando a tu mascota, vigila que el jabón o champú no tenga contacto ni con sus ojos ni con sus oídos, lo cual puedes evitar poniéndole unos tapones de algodón en las orejas para que sirvan de barrera.

Para efectuar un buen baño necesitas: champú para perro, como ya se mencionó, una toalla grande seca, agua con temperatura adecuada y un cepillo. Lo primero que debes  hacer es cepillar a tu can para que no se le enrede el pelo mientras lo bañas, luego lo mojas todo el cuerpo y le aplicas lentamente el champú, recuerda tener mucha cautela para que no salpique sus ojos, le haces masajes con tus manos durante un par de minutos y lo enjuagas con abundante agua sin dejar rastro del champú.

Finalmente, déjalo que se sacuda y lo secas con la toalla; puedes usar la secadora a temperatura normal, conservando una distancia moderada de 25 a 30 cm.

Existe una modalidad de baño en seco, aconsejado para perros que están enfermos, tienen alguna herida o, simplemente, viven en climas muy fríos; sin embargo, esta opción de higiene canina no es tan efectiva como la forma tradicional, pero puede ser de gran ayuda en casos de emergencia.

Para bañar a un can en seco, el primer paso es cepillarlo muy bien, lo que no solo contribuye a quitar el pelo sobrante sino a desenredar y a eliminar nudos. Tras cepillarlo, aplica el champú en seco, lee las instrucciones del producto antes de utilizarlo y ¡síguelas al pie de la letra! Por último, elimina los rastros de champú cepillándolo de nuevo y ¡listo!

El cepillado del perro ¡Básico en la rutina de la higiene canina!

La higiene canina te ayuda a mantener a tu perro limpio y saludable

Aunque no lo creas, cepillar a tu perro diariamente es muy beneficioso para su pelaje, controla su muda y nos permite examinar el estado físico del perro y detectar inconsistencias como la presencia de pulgas, nudos o heridas.

La forma de cepillar a un can varía según las características de su pelo; es decir, no es lo mismo cepillar a un perro con el pelaje corto que a uno de pelaje largo y abundante; sin embargo, la técnica más simple es cepillar de la cabeza a la cola, siempre en esa dirección, con un peine especializado con dientes espaciados.

Cepilla a tu peludo después del paseo diario para quitar todo el polvo, la suciedad acumulada y ayudar a mantener a tu amado perro limpio y saludable.

Cómo limpiar los oídos de tu perro  

Los oídos del perro deben revisarse, al menos, una vez a la semana y limpiarlos dos veces al mes, en el caso de los canes con orejas cortas, puesto que los que tienen orejas grandes necesitan más atención y cuidados especiales porque sus grandes pabellones se encargan de bloquear la entrada del aire al interior de los conductos auditivos, lo cual dificulta que la suciedad salga naturalmente.

Si te sientes en capacidad de limpiar los oídos de tu perro con delicadeza, sin lastimarlo, solo tienes que comprar un producto especializado y seguir las indicaciones del médico veterinario.

No olvides que antes de manipular los oídos y orejas de tu mascota, debes lavarte muy bien las manos y buscar un sitio con excelente iluminación. Además, debes tener en cuenta que es una zona muy sensible y es muy probable que el can se resista; la clave está en ser paciente y llevar a cabo el proceso suavemente.

Por ningún motivo emplees preparaciones o productos caseros; los copitos o bastoncitos para oídos, tampoco serán una opción para asear las orejas de tu peludo porque podrían ocasionarle daños irreparables. Lo más apropiado, en caso tal de que no puedas adquirir las gotas o la alternativa veterinaria, es usar gasa limpia.

Para llevar a cabo la higiene canina de los oídos con gasa, solo es necesario que enrolles un poco de dicha malla en uno de tus dedos, la introduzcas en el oído del perro lentamente y realices pequeños movimientos circulares. Debes repetir el procedimiento varias veces hasta que la gasa salga limpia.

¿Por qué es importante cepillar los dientes de tu can?

Limpia los oídos, los ojos y los dientes de tu perro regularmente

La higiene bucal de los perros es muy importante porque, además de evitar el mal aliento, previene enfermedades periodontales o de las encías. Dichos problemas de salud dental ocurren cuando partículas de alimentos y bacterias se empiezan a acumular en las encías y forman placa, la cual con el paso del tiempo se convierte en sarro, se inflaman las encías, se desprenden las piezas dentales y puede concluir en una peligrosa infección.

La enfermedad periodontal es irreversible; por ende, el cepillado diario es la mejor solución. ¿Qué necesitas, cómo hacerlo? ¡Descúbrelo a continuación!

Para cepillarle los dientes a tu perro necesitas:

  • Cepillo de dientes especialmente diseñado para perros: lo puedes adquirir en una tienda veterinaria; lo más probable es que encuentres una gran variedad de cepillos de dientes caninos, elige el que mejor se adapte a tu mascota.
  • Crema dental para perros: este tipo de productos siempre los encontrarás en una tienda de mascotas o veterinaria; no intentes cepillarlo con crema dental para humanos porque tu peludo correrá el riesgo de intoxicarse.
  • Paciencia: Acostumbra a tu perro, lentamente, a la rutina de limpieza oral; tómate las cosas con calma y dale tiempo para asimilar dicho proceso, nuevo para él.

Los siguientes tips te ayudarán a saber cómo limpiarle los dientes a tu perro adecuadamente, ¡Toma atenta nota y apuéstale a la higiene canina!

  • Lávate las manos e introduce un poco de pasta dental para perros en la boca de tu can; déjalo lamer dicha pasta y familiarizarse con el sabor. Está estrategia la puedes llevar a cabo durante varios días para empezar a establecer la rutina de higiene oral.
  • Una vez el perro se sienta cómodo y esté relajado, intenta abrir su boca suavemente y, si su reacción es favorable, introduce el cepillo y empieza a cepillar cada una de sus piezas dentales. Empieza por los colmillos con movimientos verticales y luego continúa con los demás dientes desde la encía hasta el borde de cada una de las piezas.
  • Si, definitivamente, no funciona con cepillo, utiliza una gasa.
  • Nunca llegues más allá de donde sientas al animal extremadamente incómodo o molesto. ¡Sé prudente!
  • Después de cada cepillada, podrías recompensarlo con un paseo o algo que le agrade, esto con el fin de que asocie su limpieza con algo positivo.
  • Si tu perro se opone al cepillado o a cualquier proceso de higiene, lo más conveniente es que busques la ayuda de un profesional.

Aseo de los ojos y las uñas

La limpieza constante de los ojos del can es muy relevante ya que nuestros amigos peludos no se escapan de la aparición de las molestas lagañas, las cuales si no se limpian adecuadamente podrían ocasionar infecciones o problemas oculares como la conjuntivitis. Para llevar a cabo la higiene de los ojos solo necesitas una gasa limpia humedecida con suero fisiológico, delicadeza y constancia.

De igual manera, las uñas de los perros también necesitan cuidados especiales. ¿Cómo cortarlas correctamente?, ¡sigue los siguientes pasos!:

  • Elige el cortauñas ideal para tu perro; lo puedes adquirir en una tienda veterinaria.
  • Ten cuidado al realizar el primer corte; identifica el hiponiquio de la uña, es decir, una especie de tubo rosa que pasa por el centro de la uña y corta sin tocarlo.
  • En caso de que cortes, por accidente, el hiponiquio de tu mascota, mantén la calma, controla el sangrado, evalúa la gravedad de la herida y, si sientes que es necesario, llévalo al centro veterinario.

Ahora que conoces lo que todo(a) dueño(a) debe saber sobre higiene canina básica, te invito a que pongas en práctica todo lo aprendido y mantengas a tu perro muy limpio y saludable.

 

 

Leave a Reply

For security, use of Google's reCAPTCHA service is required which is subject to the Google Privacy Policy and Terms of Use.

I agree to these terms.